La evaluación reconoce los retos a los que se enfrentan los programas e identifica las principales áreas de oportunidad para la obtención de mejores resultados o un mayor impacto de estos. La evaluación contribuye a la toma de decisiones con información de calidad y así optimizar el uso de los recursos públicos en la atención de las necesidades y demandas de la población.

Para transitar de la propuesta a la mejora, a partir de estos hallazgos, de manera concertada se formalizan los Aspectos Susceptibles de Mejora, que al atenderlos se logra mejorar de manera gradual y constante el propósito principal de la intervención gubernamental. El seguimiento implica acompañar las estrategias y acciones emprendidas y no sólo se toma en cuenta si se emprenden las acciones que se comprometieron a realizar, sino que también pregunta si se está avanzando para lograr los resultados eficientemente.

Documentos

Seguimiento a los Aspectos Susceptibles de Mejora 2018

Documentos

Seguimiento a los Aspectos Susceptibles de Mejora 2017